El final de una aventura y el comienzo de otra! | I Enjoy the View
16027
single,single-post,postid-16027,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
Koh Chang

30 Jul El final de una aventura y el comienzo de otra!

Hola de nuevo a todos!! Por fin puedo escribiros para contaros mi nueva aventura: Centro America.
Pero antes, os contaré el final de una aventura y el comeinzo de otra. Para los que no hayáis leído mi anterior post, What else can you visit in Cambodia?, os haré un resumen de porqué acabó mi aventura por el sudeste asiático.

El final de una aventura

Resulta que cuando estaba ya en la última etapa de Camboya, y había decidido que me iba a pasar las navidades a una isla paradisíaca, Koh Rong, y empecé a encontrarme mal. Estuve un día controlando la fiebre y tomándome paracetamol, pero no bajaba de 40. Así que decidí que tenía que ir al hospital, ya que al ser un viaje tan largo no estaba tomando malarone, y sospechaba que podía ser malaria, malditos mosquitos!

Llamé al seguro y en cuestión de 30 minutos tenía la ambulancia en el hostel que me venía a recoger. Al llegar allí les dije que sospechaba que era malaria, así que me subieron a una habitación y me hicieron análisis de sangre. Y para mi sorpresa no era malaria, sino dengue.

Así que me quedé hospitalizada 6 días, días en los que estuve a 40 de fiebre que solo me bajaba si me pinchaban la medicina, en los que no comí nada porque no tenia ni apetito y 6 largos días en los que me aburrí bastante. Con todo esto, mi pasaporte estaba en la agencia que estaban tramitando el visado a mi próximo destino, Vietnam.

Pero como 6 días en esas condiciones dan para pensar mucho, me sentí muy débil, no solo físicamente sino que también me faltaba la fuerza mental para seguir el viaje, me notaba muy cansada. Así que me volví para casa, a estar con la familia y los amigos, y sobretodo a que me viera un médico y a recuperarme… después de 15h de bus y 12h de avión llegué, y aun tardé un par de días en poder comer bien y no sentirme muy cansada.

Hay que decir que la clínica en la que estuve, era un clínica privada, donde tenía habitación con baño para mi sola y venían a limpiar cada día. Los médicos y enfermeras eran muy amables, lo que pasa que hablaban muy poquito inglés y entonces me contaban lo justo de lo que me pasaba…y tampoco podía darles conversación para pasar el rato 🙁

Moraleja: NO viajéis nunca sin seguro.

La verdad es que me quedaron cosas pendientes por el sudeste asiático, pero estaba un poco desanimada viendo la de basura que hay por todos los sitios. No tienen ningún sistema de tratamiento de residuos, por lo tanto todo lo van tirando por el suelo, tienen un altísimo consumo de plástico que luego no solo no reciclan, sino que va a parar a la naturaleza, y en las playas idílicas de las fotos, por las noches hay unos tubos azules que vienen de los hoteles, que sacan al mar todo tipo de residuos líquidos y semilíquidos, es decir, no hay cloacas.

Y yo, que ya sabéis que soy muy de reciclar y cuidar del planeta, me ponía enferma por momentos, y creo que esto también influyó mucho en que me volviera a casa.

El comienzo de otra

Pero bueno, supongo que todo pasa por algo y esto pasó para que yo tuviera la oportunidad de volver a emprender una aventura, pero esta vez por Centro América.

Mi primer país en esta nueva aventura está siendo Costa Rica, país que me ha sorprendido para bien en muchos aspectos, os lo cuento en el próximo post.

Bueno y si los planes no cambian, porque visto lo visto nunca se sabe, la idea es después ir a Nicaragua, Honduras, Guatemala y terminar en Perú. Que a mitad de octubre quiero estar en casa porque voy a ser tía!!!

Os dejo por hoy, seguir disfrutando de vuestros viajes y aventuras!! 🙂

No Comments

Post A Comment